domingo, 24 de mayo de 2015

No nos intimidan; no nos detendrán; no pasarán...

Vamos a seguir planteando ideas y haciendo propuestas para mejorar la calidad de vida de las familias de la Miguel Hidalgo; no nos asustan las huestes violentas de David Razú. Este es el momento de demostrar nuestra valentía y advertirle a los violentos que vamos a ganar a pesar de sus acciones. Pero eso sí: seguiremos demandando al Jefe de Gobierno de la Ciudad, Miguel Ángel Mancera que su deber es poner orden y parar a los grupos de choque del PRD.



No me cansaré de denunciar que le están subiendo el tono a la violencia intimidatoria, que bajan nuestras lonas, estrellan botellas en casas de nuestros simpatizantes  y ponchan las llantas de los vehículos que llevan propaganda de nuestra campaña.

Les reitero a mis adversarios: ¡no les tengo miedo, bola de rateros y mentirosos! Todo mundo sabe de sus ligas con Los Claudios, grupo criminal que tenía su centro de operaciones en Minería 88; sí, ahí donde vive su jefe David Razú. Todos sabemos que los apoya este grupo.

Por eso pido que seamos valientes; que no nos dejemos intimidar y que hay que que presentar nuestras quejas a nuestro presidente regional Mauricio Tabe.

A diferencia de este gobierno que utiliza muchos recursos públicos en operadores de guerra sucia y en beneficios privados, mi gobierno se distinguirá por la transparencia y rendición de cuentas; los recursos públicos siempre se utilizarán en beneficio de los habitantes de la delegación y no en operadores políticos como actualmente sucede.

Mi campaña es austera, de propuestas e ideas, mi adversario perredista encabeza una guerra sucia para la cual utiliza mucho dinero.

El PRD en la Miguel Hidalgo es un partido a todas luces corrupto; autorizó cientos de cambios de uso de suelo de manera ilegal, lo cual, sabemos, es un gran negocio, un gran negocio que sienten que pierden; por eso su actitud.

Por todo ello, exijo al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, que ponga orden en las tribus del PRD y los llamé a hacer trabajo político, no un trabajo de descalificación y amenazas que no abona a nuestro proceso democrático.

Nosotros seguiremos haciendo, a pesar de las acciones violentas del PRD, una campaña de propuestas e ideas, ofreciendo alternativas de desarrollo para las familias de la Miguel Hidalgo que han sido olvidadas por las autoridades delegacionales.

Por ello he venido a recorrer en motocicleta calles y avenidas de nuestra delegación acompañada por muchos amigos y simpatizantes; quiero demostrar con claridad y fuerza, desde ahora, que tomaremos el gobierno de la delegación y traeremos de nuevo la paz y la confianza a los ciudadanos.


0 comentarios:

Publicar un comentario